Preparación para emergencias

Autosuficiencia Esencial - parte 1

En mayo de 2018, el gobierno sueco envió a todos los hogares de Suecia (4,9 millones de familias) un folleto titulado "En caso de emergencia o guerra". La versión anterior databa de 1961, en aquel tiempo se titulaba "En caso de guerra".

Según el folleto, las emergencias a las que podemos hacer frente hoy en día son de múltiples tipos:

  • Catástrofes climáticas (inundaciones, terremotos, incendios, etc)

  • Tormentas solares

  • Meteoritos

  • Huelgas de transportes

  • Guerras

  • Pandemias (agregado por mí en marzo de 2020)

Algo tan sencillo como una tormenta solar puede dejarnos sin Internet y con serias interrupciones de los servicios de telefonía y electricidad - los cuales controlan cosas tan diversas como el suministro de agua, los cajeros automáticos de donde sacamos el dinero, el sistema bancario, el suministro de alimentos en los supermercados, el suministro de medicamentos en las farmacias... la vida en la sociedad tal y como la conocemos se vuelve sumamente complicada.

En el folleto destinado a los habitantes de Suecia (descárgatelo aquípuedes leer recomendaciones sobre tener una reserva de comida, agua, medicamentos y formas de calentarte, iluminarte, asearte y cocinar. 

Si bien algunas recomendaciones se refieren a la sociedad sueca en particular, la mayoría de las recomendaciones son de uso general/internacional.
Folleto del gobierno sueco de preparació

En un apartamento de la ciudad, evidentemente los recursos son limitados. En una casa en el campo puedes ser considerablemente más autosuficiente.

Esta información no nos resultó nada nuevo, ya que en nuestra iglesia se nos venía diciendo lo mismo desde la década de 1950. Y son muchas las iglesias y colectivos de personas que están recomendando el preparacionismo, a fin de cuentas, "si estáis preparados, no temeréis". O como también se dice, "esperamos lo mejor, pero nos preparamos para lo peor". 

Nosotros optamos por mudarnos a una casa fuera de la ciudad, junto a un bosque. Como yo trabajo por Internet y mi esposo justo había decidido pre-jubilarse dos meses antes, resultó un momento perfecto.

Para mí como "nómada digital", venirnos a vivir al bosque no significó convertirme en agricultora (la agricultora novata de la familia es mi madre, que ha iniciado cultivo de patatas y tomates), sino seguir trabajando como consultora de aceites esenciales y armando pasito a pasito nuestra reserva doméstica. Tenemos pozo propio y estamos viendo de instalar algo de energía solar (aunque en Suecia eso no es tan rentable como en España).

Dado que usamos aceites esenciales, nuestra reserva de "medicamentos" incluye algunos esenciales indispensables para nuestras patologías de base (en mi caso, enzimas pancreáticas es lo que no puedo dejar de tener) y un verdadero montón de suplementos y aceites esenciales para toda clase de contingencias.

Aquí te dejo un vídeo que hice hablando del tema, en el cual te recomiendo también el canal de YouTube de Julián, un prepper que vive en Argentina y tiene toda clase de información en detalle si decides ponerte a cultivar, y también sobre conservación de alimentos y otras formas de no depender del sistema (es decir, poder sobrevivir si las redes sociales colapsan).  

 

Close

50% Completado

Primer paso

Indícame cómo quieres que me dirija a ti en los emails informativos que te enviaré con contenidos muy interesantes